ARTÍCULOS

La nutrición en los 3 centros: físico, emocional y intelectual

  • Los 3 centros de nutrición

  • Los alimentos de cada centro

  • Desarrollando la capacidad de escucha

Nosotros, como seres humanos, vivimos en una constante transformación. A cada momento algo en nosotros desaparece para dar lugar a algo nuevo. Eso pasa con los pensamientos, con las emociones, con los estados de animo. Pasa también a nivel físico y a nivel celular: miles de células mueren a cada segundo y otras miles son creadas. Muchas veces damos por hecho lo que somos sin considerar la posibilidad del cambio que un movimiento consciente puede introducir, cuando se utiliza la energía de forma creativa.

Hablar de nutrición es hablar de energía. Y esa energía la recibimos a través de los alimentos. Son muchos los tipos de alimentos de que necesitamos. Desde el alimento físico en la forma de comida y bebida hasta otras formas más sutiles de alimento, como el afecto o el silencio. Un diferente tipo de alimento para cada función del cuerpo que, aquí en ese abordaje, llamaremos de centros.


CENTRO FÍSICO, CENTRO EMOCIONAL Y CENTRO INTELECTUAL

Con estos tres centros podremos ejemplificar de una forma sencilla la estructura básica de la personalidad, los tres pillares en el cual se estructura el ego. Y a partir de esa estructura, profundizar en los alimentos correspondientes a cada centro.

La estructura de los centros de asemeja a la idea de cuerpos. Se podría hablar por lo tanto de un cuerpo físico, un cuerpo emocional y un cuerpo mental. Cada cuerpo/centro poseyendo sus funciones y necesidades propias, en constante comunicación con los demás. Cuando en equilibrio, un centro apoya los demás pero cuando hay carencia o exceso, el equilibrio de todo el sistema se ve comprometido. Otro punto importante a tener en cuenta es la facilidad con que nos confundimos al intentar alimentar a un centro con alimentos que no le corresponden.

Los centros tienen relación directa con los chakras básicos, en el sistema de los chakras. También constituyen la familia interna, representando el principio del niño, de la madre y del padre. En la parte final del artículo incluí un pequeño apéndice con algunas de las posibles simbologías asociadas a los tres centros y en ese segundo artículo profundizo en el tema.

Cada uno de estos centros posee su propia estructura, en constante comunicación con los demás y necesitando determinados tipos de alimentos. En equilibrio, un centro apoya los demás pero cuando hay carencia o exceso, el equilibrio de todo el sistema se ve comprometido. Es fácil confundirse y tentar alimentar a un centro con alimentos que no le corresponden.


MÁS ALLÁ DE LOS TRES CENTROS

Estos tres centros representan una estructura básica de personalidad; no encierran al ser humano como potencial pero son su base innegable. La coherencia entre estos tres cuerpos lleva a un estado de armonía que nos conecta a otro nivel de existencia. En el lenguaje de los chakras, el alineamiento entre estos tres centros, que seria lo mismo que decir: cuando lo que haces, sientes y piensas están en armonía, entras en estado de espontaneidad, apertura y entonces accedes a otro nivel de energía y consciencia, cuando se activa el cuarto centro, conectado al corazón. El cuarto centro es el puente a los chakras considerados superiores y es el que permite el intercambio de energías entre el cielo (energías sutiles de los chakras superiores) y la tierra (energías más densas - físicas, emocionales y mentales de los chakras básicos).

Desarrollar la escucha permite atender con coherencia a las demandas de nuestros cuerpos, suministrando energía de calidad y permitiendo un flujo libre por todo el sistema. Eso, por sí solo, desencadena el proceso de la creatividad y espontaneidad, lo cual a la larga es lo que conectará el ego, o la personalidad a la esencia, permitiendo expresar a nivel individual la consciencia que no conoce división.


PEQUEÑO APÉNDICE DE LOS CENTROS

El 1 es el cuerpo físico. El sueño, la comida. Es la tierra. La seguridad. El arquetipo del niño. En el lenguaje psicológico es el ID, la fuerza instintiva, el impulso primario. Es también la conexión con los ancestros. Es la base.

El 2 es el cuerpo emocional. De la base surge el movimiento. La relación. El adolescente. La curiosidad, el placer. Es el motor. La perdida de la individualidad precaria del 1 por la aventura del movimiento. El caos creativo. Es el principio femenino, tanto en el hombre como en la mujer. La madre arquetípica.

El 3 es el cuerpo mental. Es quien da dirección al movimiento surgido en el 2. El adulto, la mente racional. La necesidad de entender. En psicología tiene relación con el super-ego, aunque no se limita a ello. Es la estructura, el orden. También simboliza el esfuerzo y la disciplina, o cuando falto de armonía, el control. E l padre arquetípico.

En el artículo que sigue detallaré un poco más los alimentos pertenecientes a cada centro.


* creditos de la imagen: http://julia-geiser.ch/